¿Cómo dejar de ser un “comodín”?

¿Cómo dejar de ser un “comodín”?

Un comodín es, según el Diccionario de la Real Academia Española, ”una persona o cosa que sirve para fines diversos, según la conveniencia de quien dispone de ella”.

Este término se utiliza en el mundo del deporte para identificar al jugador que puede jugar en distintas posiciones o en el mundo laboral para describir a un trabajador polivalente, pero también encontramos personas comodín en otros ámbitos, como el familiar.

En la familia, estas personas intentan llenar todos los huecos. Suelen levantarse antes que nadie para despertar a los hijos, al marido o a la esposa, preparar el desayuno, sacar al perro, poner la comida al gato y acompañar a unos y a otros a la escuela, el trabajo o el dentista. Se diferencian de las personas multitarea en que, mientras éstas realizan muchos trabajos al mismo tiempo, las personas comodín realizan tareas, no necesariamente al mismo tiempo, que podrían o deberían ser realizadas por otras personas. Se reorganizan permanentemente para encajar y compatibilizar sus propias obligaciones con las que les delegan o ellos toman prestadas. Al no conseguir llegar a TODO, sienten que han fallado y fracasado.

Sigue leyendo